En muchas ocasiones, en nuestra profesión, nos encontramos con clientes que tienen muy claras las ideas pero su estilo no es definido. Es decir, la decoración, el diseño y la forma de realizar la distribución del hogar son una mezcla de diferentes estilos que han ido viendo o que han ido pensando, formando al final una mezcla de todos ellos y creando una casa totalmente ecléctica pero hecha a su medida. Nos gustan los retos y por ello estas situaciones nos parecen perfectas para dejar volar nuestra imaginación y crear unos espacios únicos.

¿Qué nos permite la decoración ecléctica?

Si tenemos muy claro el estilo que queremos para nuestro hogar deberemos basarnos en las reglas que impone este estilo, con los colores que dicta, las líneas que incluye, el tipo de mobiliario y los elementos decorativos que se llevan. Pero, si elegimos una decoración ecléctica para nuestro hogar, no existen reglas, por lo que podemos respectar elementos estructurales ya presentes (como molduras, suelos originales aunque sean desgastados) y emplear lo que más nos guste de cada estilo, utilizando elementos de nuestras antiguas casas, productos nuevos o incluso antigüedades. No es un estilo fijo, es una mezcla de muchos, por lo tanto no existen reglas y permite jugar.

ecelctico2

Bases para realizar una decoración ecléctica

Debemos tener claro, antes de nada, que tampoco podemos pensar que “todo vale”, sino que debemos meditar previamente para que tenga un sentido la combinación que estamos realizando de muebles y decoración, ya que una cosa es que resulte un tanto excéntrica y otra distinta que no exista coherencia.

  • Lo ideal es elegir dos o tres estilos y, a partir de ahí, encajar las distintas partes del hogar logrando que alguno de los elementos resalte entre el resto. Un ejemplo sería coordinar un estilo nórdico con algunos elementos rústicos y, ¿por qué no? Alguna antigüedad que nos hayamos encontrado en el desván de la casa de la abuela. Seguro que nuestros invitados quedan muy sorprendidos.
  • Otro aspecto con el que podemos jugar son los colores. Si la casa tiene unas tonalidades similares que varían entre dos o tres tonos, podemos adaptar una alfombra o un cuadro que contenga colores llamativos que sean el centro de atención de todas las miradas.
  • La decoración ecléctica en el interiorismo se centra en incorporar elementos que sean totalmente inesperados, ya no solo por su color o su estilo, sino por el hecho de que no se espera encontrar una butaca vintage en el cuarto de baño.
  • Céntrate en los tejidos y los papeles. Y con ello nos estamos refiriendo a las cortinas, los manteles, los tejidos para los sofás y los papeles pintados con los que decoramos las paredes. Son la forma más económica de darle un giro inesperado a las diferentes estancias de un hogar, consiguiendo un aspecto totalmente distinto.
  • Si deseamos tener una casa ecléctica lo importante es que todos los elementos, aunque pertenezcan a estilos diferentes, sigan un mismo lenguaje que el interiorista sabrá plasmar en el ambiente. De este modo conseguiremos vivir en un hogar que mezcle distintas épocas, distintos puntos de la geografía y distintas gamas cromáticas.

estilo eclectico

Ante todo, lo principal es dejarse llevar por lo que tengamos en mente en cada momento, experimentar y divertirnos mientras creamos la decoración de nuestro hogar. No tengamos miedo de cambiar cada vez que nos cansemos, al igual que incorporar todo aquello que pueda tener algo de sentido en ese maravilloso caos de las casas eclécticas. Si necesitas ayuda para crear tu propio espacio puedes ponerte en contacto conmigo. El estudio de interiorismo y arquitectura de Valencia que regenta Valeria Bonomi cuenta con todas las herramientas para que conviertas tu casa a un estilo totalmente diferente, así que atrévete a dar un cambio con el diseño de interiores en Valencia.

facebooktwitterpinterestinstagram