Pequeña diversión

Proyecto de interiorismo – Pequeña Diversión (Valencia)

Superficie: 50m2

Lo más divertido de un piso pequeño es que puedes jugar con cada centímetro de su espacio y emplear colores y texturas más atrevidos para darle un aire divertido y fresco.

Cuando el espacio es poco, el diseño de la distribución es el paso clave para definir la identidad del piso y ver todas sus posibilidades. La elección de una cocina abierta al salón permite crear un espacio más amplio y flexible, que comunica con el resto de la vivienda y que se vuelve su núcleo de encuentro.

La luz natural era el enemigo principal de este piso de 50 m2, así que el blanco y los tonos neutros fueron unos grandes aliados a la hora de elegir mobiliario y revestimientos. El porcelánico que imita a la perfección la madera de roble natural, ha permitido no renunciar a la calidez visual de un suelo de madera, sin perder las calidades de resistencia, practicidad y durabilidad de un suelo porcelánico.

El toque de diversión y originalidad lo han dado sin duda los papeles pintados, con sus colores vivos y luminosos. Las geometrías de sus dibujos crean espacios diferentes y llamativos, para estancias lejos de la monotonía y el minimalismo.

Para hacer visualmente más grande el baño hemos elegido un revestimiento en tonos piedras claro y una textura a rayas para la pared de la ducha que combinan a la perfección con el tono visón del mueble del lavabo.

Estamos muy contentos con el resultado final de este proyecto y las posibilidades que hemos conseguido sacar a pesar de la pequeña superficie.

¡Gracias a nuestro cliente por haberse divertido con nosotros en darle forma y personalidad!

error: Content is protected !!